Así somos y comemos / 4

En Málaga somos así, nos comemos un espeto en la orilla de la mar, mientras la jábega pasa y el copo vemos sacar.

Nuestro pescaito frito, chanquetes y boquerones, todo sabe diferente cuando en Málaga los comes.

Somos de esa manera, estamos aliquindoy por si viene el terrá, pa refrescá la garganta con gazpacho y pipirrana, un ajoblanco fresquito o una porra Antequerana.

Que le vamos a hacer, si así somos aqui, si nos cae una pelúa y quedamos arrecíos, tomamos un gazpachuelo para quitarnos el frío, unas berzas con pringá, un emblanco de pescao, la manteca colorá, y tortillas de bacalao.

También comemos castañas pa calentarnos las manos, asaitas que las venden y tiznaos nos quedamos. Nos gusta ser de ese modo, pasear por calle Larios y tomar un cafelito, con esa jerga tan nuestra que sorprende al visitante y despierta el apetito, que si un sombra o una nube, que si un mitad o uno solo, ¡¡¡para mi un pitufito!!! y en vez de porras "churritos". Un tomatito picao si vamos al merendero, y quien sabe si un campero por la Alameda pa'báo.


Si señores, esto es Málaga, y así vivimos aquí, los niños comen rosetas jugando a la chorraera, y los padres altramuces disimulando la espera. Esos días de niñez masticando palodú, almencinas y madroños, o un trozo de cañadú. Tenemos el moscatel, vino con mucha solera, un pedrito, un florester, y también el quitapenas.

Que vivan nuestras costumbres y nuestra forma de ser, la seña de identidad y también el buen comer.


Miguel Angel Reyes